Aprendiendo a controlar los permisos de las apps que te roban y espían.

Por / hace 2 años / 0 Comentarios ».

Como en otros numerosos blogs en los que se habla de android, aplicaciones y demás, nosotros nos sumamos al tema de las aplicaciones a las cuales nosotros mismos les otorgamos unos permisos con los cuales nos roban y nos espían al margen de nuestra ignorancia. No nos vale de nada tener un buen antivirus,  o un software anti-malware si somos nosotros los que le estamos dando permiso ha hacer dichas cosas.

Todos pensamos que la información de nuestros teléfonos corre peligro en caso de que entre un malware en el mismo, pero en realidad, deberíamos temerle más a los permisos que nosotros otorgamos que a un simple virus.

Como todos sabemos, previamente antes de instalar cualquier aplicación y en cualquier versión de android nos salen unos permisos los cuales debemos aceptar para la instalación de la aplicación en cuestión, y muchos de nosotros las aceptamos sin ni siquiera habernos parado a leerlas. Cuando realmente deberíamos hacerlo para no extrañarnos luego.

Hay permisos que son totalmente lógicos, como por ejemplo, una aplicación para realizar llamadas es obvio que va a necesitar acceder a nuestra lista de contactos para su correcto funcionamiento, si, pero el problema surge cuando un app pide muchos más permisos de los que debería y necesita. Sin ir más lejos, el ejemplo más claro del que os puedo hablar es de un app que es, sin ir más lejos, una linterna. La cual a lo único que debería pedir permiso para acceder sería a la cámara y al flash, pero no es así. En el caso de esta aplicación, nos pide permisos para acceder a nuestros contactos, a nuestras imágenes, a nuestros vídeos e incluso a nuestra ubicación. Inconscientemente no nos damos cuenta de que aceptamos cosas que no deberíamos. Y una cosa tan sencilla que no tendría mal alguno, como el de esta app de la que se ha hablado anteriormente, nos deja claro que debemos empezar a fijarnos en estas cosas y llevarnos menos sustos de los habituales.

Legalmente estas aplicaciones no están haciendo nada malo, nos dan una aplicación gratuita a cambio de obtener toda la información posible sobre nosotros. Pero… ¿y para que la quieren? Como todos sabemos… esta información es vendida con fines publicitarios con los cuales las empresas están ganando dinero.

¿Tenemos alguna forma de defendernos de este tipo de acciones?

Pues, al igual que nosotros decidimos las aplicaciones que instalamos, también tenemos la ultima palabra en lo que a conceder permisos se refiere. Si estáis esperando a que os diga que esto se arregla con una aplicación de pago, o con un antivirus… estáis muy equivocados. Como se ha dicho anteriormente, la ultima palabra SIEMPRE la tenemos nosotros, por lo que, lo que tenemos que hacer para evitar esta clase de cosas es empezar por descargarnos aplicaciones que realmente sean de confianza, por lo que, si queremos instalar un app la cual abusa un poco a la hora de pedir permisos, optemos siempre por buscar una alternativa para ello. Revisemos todas las aplicaciones que tenemos instaladas con el fin de ver a que información puede acceder la misma, y si no creemos que sea correcto el permiso otorgado, opte por eliminarla.

Finalmente, decirle que las compañías son conscientes del abuso que están creando las apps con lo que a permisos se refiere, por lo que recomiendan instalar un software de seguridad que nos revise el dispositivo y con el que estemos seguros de no tener ningún malware en el móvil.

Hasta ahora, lo único que nos queda es aceptar los permisos y con ello las consecuencias, o simplemente desinstalar la aplicación con dichos permisos. Pero próximamente hablaremos de Android M, el mismo que nos permitirá omitir los permisos de las apps.

Guardado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *